Atención primaria,servicios sanitarios y enfermedades crónicas

Imagen subrayado titulo

La prestación de una atención sanitaria de calidad requiere de la generación de nuevo conocimiento sobre factores que contribuyen a mejorar el nivel de salud de la población, y de la constante evaluación de la efectividad, eficiencia, adecuación y seguridad de los procedimientos y técnicas que se utilizan en la práctica clínica. Para ello, la identificación de las necesidades y las prioridades de la salud individual y colectiva, y la correcta utilización de los recursos disponibles, son piezas clave para orientar la investigación en Servicios de Salud.

La Atención Primaria de la salud, primer nivel de acceso de los ciudadanos a la asistencia sanitaria, ofrece oportunidades únicas para la investigación clínica de base poblacional, en el mundo real, enfocada a la promoción de la salud y a la prevención primaria, secundaria y terciaria de las enfermedades. Permite estudiar el nivel de salud de la comunidad (epidemiología, salud pública, detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las patologías), a la vez que valorar la salud individual del paciente y su relación con su entorno, con sus hábitos de vida (promoción de la salud y prevención de la enfermedad) y con la atención prestada (integración del proceso asistencial, satisfacción, calidad, accesibilidad, equidad). La investigación en Atención Primaria permite conocer la historia natural de la enfermedad en todo su espectro, de forma continua e in situ, y aplica sus resultados directamente a la población a la que se dirige.

Por otra parte, la situación de cambio demográfico actual debido el envejecimiento de la población y al incremento de la prevalencia de enfermedades crónicas, hace necesaria una valoración de las necesidades actuales de atención sanitaria y sociosanitaria que cubra todos los niveles de atención prestada. En este sentido, la Investigación en Servicios Sanitarios permite evaluar de forma sistemática el acceso, los costes y la calidad asistencial, así como el funcionamiento y la organización de servicios sanitarios, con el fin de proporcionar las claves para una correcta utilización de los recursos disponibles, en aras a maximizar la salud de las personas. Es una investigación necesaria para que profesionales, planificadores, financiadores, gestores y consumidores dispongan de herramientas para conocer cómo influyen los modelos organizativos y la distribución de servicios en el tratamiento y prevención de los problemas de salud, y también para identificar aspectos centrales que permitan hacer frente a las desigualdades en salud y a la injusticia social. Es preciso investigar el efecto e impacto tanto a nivel clínico como poblacional de la utilización de Servicios de Salud, para definir de forma apropiada cuándo hospitalizar a un paciente, cuando remitirlo a un especialista, cuándo indicar una prueba diagnóstica o cuándo prescribir un medicamento. Este tipo de investigación debe plantearse desde la perspectiva de medir y mejorar la calidad y efectividad del sistema, garantizar el acceso y la equidad, y hacerlo de forma eficiente a un coste sostenible.

El Área de Investigación en Atención primaria, Servicios Sanitarios y Enfermedades crónicas agrupa siete grupos multidisciplinares con distintas líneas de investigación dentro de este campo. Los ámbitos de trabajo cubren todo el espectro de la asistencia sanitaria, desde la atención primaria hasta la atención hospitalaria y extrahospitalaria, y añade a ésta la aportación de grupos con perfil académico y del ámbito de la gestión y de la investigación,  lo que supone un elemento integrador de indudable valor a la hora de llevar a cabo investigación colaborativa y multidisciplinar.